Cuatro ventajas de la implantación de un horario laboral flexible

horario-flexible

El debate sobre el horario laboral es un tema que desde hace tiempo ocupa titulares. Casi siempre vinculadas a la conciliación de la vida familiar y laboral, se plantean de forma cíclica propuestas de modificación de la jornada partida tan típica de España sin que de forma rotunda lleven a ninguna parte. Nos encontramos ante lo que podría ser un problema de enfoque, la demanda de un marco legislativo que determine sobre el papel cuál es el mejor horario, algo que en sí mismo se convierte en una traba y evidencia una postura ciertamente pasiva tras esta petición.

Se espera que sean los demás los que marquen la pauta a seguir cuando la solución, en realidad, no es una medida única. No hay un horario que encaje a la perfección en las necesidades de cada trabajador o de cada empleador. Cada sector, cada empresa, cada situación personal se enfrenta a demandas en la gestión del tiempo muy diferentes. Y ahí radica la trampa de modificar una jornada rígida por otra igual de rígida.

Los avances tecnológicos y los cambios de mentalidad experimentados en los últimos años están permitiendo crear el marco de actuación perfecto para afrontar los inconvenientes de la rigidez con una apuesta por la flexibilidad. La incorporación de horarios de trabajo flexibles no es nada nuevo, se ha ido incorporando poco a poco en numerosas empresas, pero todavía no es la tónica dominante y no deja de ser habitual asistir a la creación de nuevas compañías que apuestan por mantener la rigidez en sus horarios. Aunque por habitual no deja de ser sorprendente.

La implantación de horarios flexibles cuenta con importantes ventajas no sólo para el trabajador, sino también para la empresa:

  • Retiene el talento. Dado que a día de hoy la flexibilidad no es la tónica dominante, las empresas que apuestan por esta fórmula cuentan con una baza muy importante para retener el talento. La facilidad en la gestión del tiempo laboral es un extra muy cotizado, y no sólo por empleados con familia, sino por todos aquellos que otorgan un peso importante al ocio en su vida, actitud cada vez más presente.
  • Fomenta la responsabilidad. La gestión del trabajo en base a entregas, a proyectos o etapas de proyectos finalizados y no en base a una agenda horaria rígida traslada parte de la responsabilidad de las tareas a los empleados, que asumen el compromiso de la entrega.
  • Promueve el compromiso. La asunción de una mayor responsabilidad lleva aparejado un incremento del compromiso del empleado con los valores y objetivos de la empresa.
  • Mejora el clima laboral. La facilidad en la gestión del tiempo supone una mejora en la calidad de vida de los trabajadores, lo que se percibe en el clima laboral.
WIT SOCIAL