La importancia de la inteligencia emocional en el desarrollo educativo

Esrito por Carmen Vázquez de Prada

¿Qué es la inteligencia emocional? Podríamos decir que, por un lado (como si fueran dos caras de una misma moneda) es la capacidad para identificar y gestionar nuestras emociones adecuadamente, y por otro, es la capacidad para comprender y relacionarnos eficazmente con los demás. La inteligencia emocional interviene en nuestras decisiones vitales, en nuestra forma de mirarnos a nosotros mismos y al mundo y en la gestión de nuestros sentimientos y estados de ánimo. El desarrollo de la inteligencia emocional mejora nuestro bienestar y nos hace sentirnos más a gusto.

Los cambios educativos y sociales suelen ser muy lentos, y aunque ya hace más de 15 años que se está investigando sobre el concepto y las implicaciones de la práctica de la inteligencia emocional, los programas educativos son, aún, muy escasos. Muchas organizaciones ya lo han interiorizado, la investigación aporta evidencias de los beneficios de desarrollar estas habilidades socio-emocionales, pero aún no hemos logrado implantar programas concretos en las distintas etapas educativas.

¿En qué consiste un programa de inteligencia emocional?

Para mí tendría que responder a muchas de estas preguntas:

Para los alumnos: ¿Cómo te sientes en el colegio? ¿Qué es lo que más te gusta y qué es lo que menos te gusta del colegio? Y ¿por qué? ¿Te sientes capaz de enfrentarte a los retos que la escuela te va poniendo? ¿Te gustaría aprender a identificar tus emociones y gestionarlas mejor? ¿Crees que puedes mejorar tus relaciones sociales, con otros compañeros y/o con tus profesores? ¿Cuáles son tus fortalezas? ¿Cómo puedes utilizarlas para enfrentarte a temas/asignaturas que no te interesan demasiado? Y ¿cómo puedes potenciar tus fortalezas haciendo lo que más te gusta?…

Para los padres: ¿qué importancia le das al profesor de tu hijo? Puntúalo del 1 al 10. ¿Te gustaría encontrarte con un profesor que conociera bien a sus alumnos y que sacara lo mejor de cada uno? ¿Qué cualidades valoras más en un profesor? Entusiasmo, empatía, cercanía, interés por el aprendizaje de sus alumnos. ¿Sería como decir que te gustaría un profesor con altos niveles de inteligencia emocional?

Y tu inteligencia emocional ¿Del  1 al 10, cómo la puntúas? ¿Crees que podrías desarrollarla y así mejorar tu rol como padre/madre/marido/amigo/profesional?

Para los profesores: ¿Sabes que las emociones están en la base de todas nuestras decisiones? ¿Conoces tus emociones y sabes gestionarlas? ¿Te parece relevante aprender a “mirar”/ “observar” las múltiples situaciones del día a día en el colegio, desde otro ángulo, con otra mirada,  mejor para ti, más adaptativa? ¿Crees que es importante mantenerse motivado en tu trabajo? ¿Cuáles son los ladrones de tu motivación/energía/bienestar? ¿Si desarrollaras tu inteligencia emocional, crees que serías mejor profesor?  ¿Y mejor persona?

Las respuestas a estas preguntas las encontraras en un programa de desarrollo de la inteligencia emocional. Estos programas, en las diferentes etapas educativas (etapa infantil, primaria, secundaria, ESO, universidad y escuelas de negocios) son la base para conseguir una educación integral, completa. El aprendizaje socio-emocional es el complemento necesario para aprender cualquier cosa, pues afecta significativamente en los procesos mentales básicos: memoria, fluidez, lenguaje, capacidad lógica-matemática y en especial, afecta a la actitud con la que nos enfrentamos al mundo.  Influye, también, en la toma de decisiones, y nos permite, enfrentarnos adecuadamente a los retos y objetivos que nos vamos marcando. Es el aprendizaje que completa a la persona, para ser mejor persona, para utilizar el potencial que cada uno tenemos.

La Inteligencia emocional es la clave del éxito de los futuros adultos y está estrechamente relacionada con el éxito en la vida, como persona, como profesional, como educador…

Este es mi sueño: incorporar estos aspectos en el día a día de los centros educativos, de una manera natural y transversal, para mejorar las culturas y ambientes, para mejorar el rendimiento escolar, reducir el absentismo y prevenir problemas diversos propios de la adolescencia y edad adulta. Creo que es una forma de aportar a esta sociedad una visión innovadora y más completa de lo que somos capaces de SER.Esrito por Carmen Vázquez de Prada

¿Qué es la inteligencia emocional? Podríamos decir que, por un lado (como si fueran dos caras de una misma moneda) es la capacidad para identificar y gestionar nuestras emociones adecuadamente, y por otro, es la capacidad para comprender y relacionarnos eficazmente con los demás. La inteligencia emocional interviene en nuestras decisiones vitales, en nuestra forma de mirarnos a nosotros mismos y al mundo y en la gestión de nuestros sentimientos y estados de ánimo. El desarrollo de la inteligencia emocional mejora nuestro bienestar y nos hace sentirnos más a gusto.

Los cambios educativos y sociales suelen ser muy lentos, y aunque ya hace más de 15 años que se está investigando sobre el concepto y las implicaciones de la práctica de la inteligencia emocional, los programas educativos son, aún, muy escasos. Muchas organizaciones ya lo han interiorizado, la investigación aporta evidencias de los beneficios de desarrollar estas habilidades socio-emocionales, pero aún no hemos logrado implantar programas concretos en las distintas etapas educativas.

¿En qué consiste un programa de inteligencia emocional?

Para mí tendría que responder a muchas de estas preguntas:

Para los alumnos: ¿Cómo te sientes en el colegio? ¿Qué es lo que más te gusta y qué es lo que menos te gusta del colegio? Y ¿por qué? ¿Te sientes capaz de enfrentarte a los retos que la escuela te va poniendo? ¿Te gustaría aprender a identificar tus emociones y gestionarlas mejor? ¿Crees que puedes mejorar tus relaciones sociales, con otros compañeros y/o con tus profesores? ¿Cuáles son tus fortalezas? ¿Cómo puedes utilizarlas para enfrentarte a temas/asignaturas que no te interesan demasiado? Y ¿cómo puedes potenciar tus fortalezas haciendo lo que más te gusta?…

Para los padres: ¿qué importancia le das al profesor de tu hijo? Puntúalo del 1 al 10. ¿Te gustaría encontrarte con un profesor que conociera bien a sus alumnos y que sacara lo mejor de cada uno? ¿Qué cualidades valoras más en un profesor? Entusiasmo, empatía, cercanía, interés por el aprendizaje de sus alumnos. ¿Sería como decir que te gustaría un profesor con altos niveles de inteligencia emocional?

Y tu inteligencia emocional ¿Del  1 al 10, cómo la puntúas? ¿Crees que podrías desarrollarla y así mejorar tu rol como padre/madre/marido/amigo/profesional?

Para los profesores: ¿Sabes que las emociones están en la base de todas nuestras decisiones? ¿Conoces tus emociones y sabes gestionarlas? ¿Te parece relevante aprender a “mirar”/ “observar” las múltiples situaciones del día a día en el colegio, desde otro ángulo, con otra mirada,  mejor para ti, más adaptativa? ¿Crees que es importante mantenerse motivado en tu trabajo? ¿Cuáles son los ladrones de tu motivación/energía/bienestar? ¿Si desarrollaras tu inteligencia emocional, crees que serías mejor profesor?  ¿Y mejor persona?

Las respuestas a estas preguntas las encontraras en un programa de desarrollo de la inteligencia emocional. Estos programas, en las diferentes etapas educativas (etapa infantil, primaria, secundaria, ESO, universidad y escuelas de negocios) son la base para conseguir una educación integral, completa. El aprendizaje socio-emocional es el complemento necesario para aprender cualquier cosa, pues afecta significativamente en los procesos mentales básicos: memoria, fluidez, lenguaje, capacidad lógica-matemática y en especial, afecta a la actitud con la que nos enfrentamos al mundo.  Influye, también, en la toma de decisiones, y nos permite, enfrentarnos adecuadamente a los retos y objetivos que nos vamos marcando. Es el aprendizaje que completa a la persona, para ser mejor persona, para utilizar el potencial que cada uno tenemos.

La Inteligencia emocional es la clave del éxito de los futuros adultos y está estrechamente relacionada con el éxito en la vida, como persona, como profesional, como educador…

Este es mi sueño: incorporar estos aspectos en el día a día de los centros educativos, de una manera natural y transversal, para mejorar las culturas y ambientes, para mejorar el rendimiento escolar, reducir el absentismo y prevenir problemas diversos propios de la adolescencia y edad adulta. Creo que es una forma de aportar a esta sociedad una visión innovadora y más completa de lo que somos capaces de SER.

Deja un comentario

WIT SOCIAL