¿Por qué algunas personas aprenden algo de las experiencias difíciles y salen siendo mejores?

Escrito por Ana San Juan

Todos atravesamos momentos difíciles en la vida. La diferencia está en que algunos no sólo superan esas dificultadas sino que además salen fortalecidos, mejorados, y otros sin embargo, no.

Aceptar lo que nos pasa y sacar algo positivo de ello sólo se puede hacer si se tiene conciencia y responsabilidad.

Precisamente eso, la conciencia y la responsabilidad es lo que despierta en nosotros el coaching. Metodología muy útil para el desarrollo de todo nuestro potencial.

El coaching despierta la conciencia y ayuda a que la persona encuentre un camino hacia delante, que no se quede atascado en la situación que está, si ésta no le satisface. El coach nos ayuda a ver la realidad desde otra perspectiva y así poder crear una visión de futuro diferente, una que antes no podíamos ni imaginar.

Pero ser conscientes y poner manos a la obra para alcanzar esa nueva visión requiere una gran dosis de responsabilidad.

Responsabilidad significa dejar atrás una actitud victimista para pasar a ser protagonista. ¿Eres víctima de tus circunstancias o protagonista de tus decisiones?

¿Diriges tu vida o te la dirigen? Muchas veces no somos responsables de las cosas que nos pasan, pero sí de la actitud que tomamos ante ellas. No somos responsables de nuestras emociones pero sí lo somos de lo que decidimos pensar y hacer con esas emociones.

Somos los únicos responsables de nuestra propia vida.

El coaching como metodología se sirve de diferentes herramientas para que podamos ser más conscientes y responsables y así aprender cómo enfrentarnos a esos retos de la vida y salir fortalecidos.

Cuando hablo de esto, siempre me acuerdo de un video que utilizo mucho en las formaciones que imparto. Seguro que lo conocéis. Es un video de un anuncio, Be Water muy Friend, en donde Bruce Lee resume en una entrevista en Hong Kong su manera de entender las artes marciales. Explica, de forma sencilla, cómo el agua se adapta a lo que le rodea, convirtiéndose esta idea en una filosofía de vida para él.

De la misma manera que el agua se adapta al recipiente en el que está, las organizaciones y las personas que en ellas trabajan tienen que amoldarse constantemente para mantenerse con éxito en este entorno cambiante.

Tener otra perspectiva de las cosas y buscar nuevas fórmulas es lo que nos garantiza el éxito.

Una buena enseñanza del coaching es “ser como el agua”, ya que así tendremos los medios y el poder para conseguir éxitos sea cual sea el entorno y las circunstancias.Escrito por Ana San Juan

Todos atravesamos momentos difíciles en la vida. La diferencia está en que algunos no sólo superan esas dificultadas sino que además salen fortalecidos, mejorados, y otros sin embargo, no.

Aceptar lo que nos pasa y sacar algo positivo de ello sólo se puede hacer si se tiene conciencia y responsabilidad.

Precisamente eso, la conciencia y la responsabilidad es lo que despierta en nosotros el coaching. Metodología muy útil para el desarrollo de todo nuestro potencial.

El coaching despierta la conciencia y ayuda a que la persona encuentre un camino hacia delante, que no se quede atascado en la situación que está, si ésta no le satisface. El coach nos ayuda a ver la realidad desde otra perspectiva y así poder crear una visión de futuro diferente, una que antes no podíamos ni imaginar.

Pero ser conscientes y poner manos a la obra para alcanzar esa nueva visión requiere una gran dosis de responsabilidad.

Responsabilidad significa dejar atrás una actitud victimista para pasar a ser protagonista. ¿Eres víctima de tus circunstancias o protagonista de tus decisiones?

¿Diriges tu vida o te la dirigen? Muchas veces no somos responsables de las cosas que nos pasan, pero sí de la actitud que tomamos ante ellas. No somos responsables de nuestras emociones pero sí lo somos de lo que decidimos pensar y hacer con esas emociones.

Somos los únicos responsables de nuestra propia vida.

El coaching como metodología se sirve de diferentes herramientas para que podamos ser más conscientes y responsables y así aprender cómo enfrentarnos a esos retos de la vida y salir fortalecidos.

Cuando hablo de esto, siempre me acuerdo de un video que utilizo mucho en las formaciones que imparto. Seguro que lo conocéis. Es un video de un anuncio, Be Water muy Friend, en donde Bruce Lee resume en una entrevista en Hong Kong su manera de entender las artes marciales. Explica, de forma sencilla, cómo el agua se adapta a lo que le rodea, convirtiéndose esta idea en una filosofía de vida para él.

De la misma manera que el agua se adapta al recipiente en el que está, las organizaciones y las personas que en ellas trabajan tienen que amoldarse constantemente para mantenerse con éxito en este entorno cambiante.

Tener otra perspectiva de las cosas y buscar nuevas fórmulas es lo que nos garantiza el éxito.

Una buena enseñanza del coaching es “ser como el agua”, ya que así tendremos los medios y el poder para conseguir éxitos sea cual sea el entorno y las circunstancias.

Deja un comentario

WIT SOCIAL